viernes, abril 24, 2009

Para variar, he tenido un buen día en el curro. No, no me he hecho visible de repente y no, tampoco he salido a las 3, como todos los viernes. Por el título de post podría parecer que me han dado por c… Pues sí, pero tampoco es ninguna novedad.

Y es que hoy ha sido cierre de mes y de año. Toma ya. Las previsiones más optimistas hablaban de pedir pizza para la cena: qué idea tan prometedora a las 8.30 de la mañana ¬¬

Y entonces ha empezado la orgía. A las 11, mail corporativo: en la cocina nos esperaba un desayuno ofrecido por la empresa para animar el cierre. Me he asomado esperando encontrarme cuatro bollos tiesos y he acabado con los ojos como los de una muñeca hinchable. Aquello era un monumento a la bulimia: croasancitos dorados rellenos de chocolate y sin rellenar, pequeñas napolitanas tiernas, zumo de naranja natural, rollitos de hojaldre recién hecho con chocolate. He vuelto a mi sitio andando al estilo teletubbie, madre qué rico estaba todo.

A la 1.30 otro mail: que la empresa nos ofrecía unos bocadillos. La imagen era, si cabe, aún más pantagruélica: no había un sólo rincón de la sala sin algo de comer encima. Pequeñas baguettes de lomo, chorizo, salchichón, jamón serrano, brie, atún; croasanes con queso crema, salmón, jamón; medias noches con espárragos y o surimi; croquetitas; tortilla de patatas; queso en daditos; la empanada de atún más buena que he probado en mi vida; latas de refresco. Madredelamorhermoso voy a reventar, ay omá que bueno. Una hora después aparece el postre: pastelitos variados, trufas rellenas de nata y pastitas.

Cuando a las 5 de la tarde han puesto sobre un armarito bajo de la oficina un bizcocho, un saco de palomitas, gominolas (moras, fresitas, gatos…), ensaimadas, bombones y almendras cubiertas de chocolate… no sabía si reír o llorar.

He vuelto a dar gracias a dios de que el contrato se me acabe en julio: tres cierres de mes más como este y tienen que añadir un capítulo nuevo a los los libros de medicina, “El coma bulímico”.

Al final he salido a las 7 de la tarde y he llegado a la conclusión de que en esta empresa el cierre de año consiste en:

  1. Ponerse ciego de exquisiteces de Mallorca (no la isla, sino la pijo-cadena que lo hace todo taaaaan rico)
  2. Bufar mucho y hacer como que tienes mucho curro
  3. Repetir, a cada poco “acaba de entrarme un pico de trabajo que estamos agobiadísimos”
  4. A las 5 de la tarde, empezar a hacer el paripé porque ya no hay curro pero claro, hasta que los jefes no dicen que nos marchemos, ahí no se mueve ni cristo.
  5. Como lo mío no es ni la paciencia ni el peloteo, he ido a la jefa y le he dicho que hacía rato que había terminado mi trabajo, que todos los demás departamentos me habían dicho que no necesitaban mi ayuda y que si podía irme a casa con mi niña.

Y ahora, a digerir, como las boas. Creo que me voy a pasar todo el fin de semana haciendo la digestión.

6 comentarios:
  • 25/4/09 14:15, ynosek(+)kontarte dijo...

    Creo que en tu empresa me necesitan... Te paso el currículum a la dirección de siempre. Además de poner todo sobre mis tres títulos universitarios... He añadido algo sobre mi adicción a la comida. Creo que en el próximo cierre vamos a ser compis... Por comentar.

  • 25/4/09 18:41, Brie dijo...

    joroba, te quejarás!! cuando yo tenía que hacer horas no me daban ni para café :D

  • 25/4/09 22:31, Zuviëh dijo...

    jijiji cómo mola, haber metido algo en el tupper y para casa. :D

  • 26/4/09 00:19, Anónimo dijo...

    Oye, y si cierran... cierran... Quiero decir, y si mandan a la gente a casita con esto de la crisis, reparten finálmante, o entregan una parte proporcional, de las sobras de tanta comilona...?

    Si se prorratean las pagas, por qué no los cierres... Tenlo en cuenta.

    :)))

  • 26/4/09 20:27, FAMILIAPOLLO dijo...

    Que bárbaro! a ve si todo era un experimeto secreto de la empresa para ver el coportamiento de sus empleados durante ataques de gula en epocas de crisis...

  • 28/4/09 13:03, Microalgo dijo...

    Pues lo mismo, Familia Pollo.

    En mi centro las comilona sson frecuentes pero no vienen de arriba: las montamos nosotros mismos.

    Y nosotros mismos nos las zampamos.

    Bestoes, Dama.

Pss pss sgueme
Bereni-C reloaded

Marcas de ganaderos
Free Blogger Templates

BLOGGER