sábado, noviembre 29, 2008

Y muriéndome mucho me he obligado a ir a nadar. Bendita la hora en que he ido arrastrando toda mi rabia muerta por el suelo, agotada.

El agua que, como siempre, me libera de este cuerpo que no me gusta, torpe y pesado. El agua que me limpia y me lame con sus manitas suaves. El agua que se lleva todo el humo gris acumulado en los pulmones. Bálsamo para los ojos negros del pensamiento.

El agua que recibe mis golpes que no tardan en convertirse en caricias, manos cuchillas que entran suavemente sin romper apenas su sabor dulce.

El agua que, en lugar de cansarme, me carga las pilas para el resto del día. Porque dentro de ella soy libre, el mundo es azul y huele a cielo prestado. Sigo la línea. Oigo a través del líquido, sus vibraciones mojando la piel. Susurros, burbujas, respiración acompasada. Un brazo, el otro. Perfecta armonía de cloro. Cuento las brazadas, pienso, elaboro. Aquí nada importa, sonrío. Abro la boca para llenarla una y otra vez.

Tras la ducha ardiendo, con el pelo mojado, camino de vuelta al algodonal escuchando la canción que oigo una y otra vez desde hace algún tiempo. Ahora vuelvo a poder con todo.

 

I think I'm drowning, asphyxiated...

...yeah you will suck the life out of me...

 

Bola extra1

Bola extra2

3 comentarios:
Pss pss sgueme
Bereni-C reloaded

Marcas de ganaderos
Free Blogger Templates

BLOGGER