viernes, septiembre 26, 2008

Siempre has flipado con mis películas pero nosotras teníamos una para las dos. Había que huir de la mierda de curro y lo teníamos todo pensado.

Empezamos con una pequeña tienda en la que vender productos naturales, esos que tanto conoces y defiendes y que a mí, ya sabes que nunca lo he ocultado, me producen desconfianza. Yo tendría que sobreponerme al repelús de los iluminados que van de felices por el mundo que viva la ecología pero por favor al que toque mi móvil le arranco la cabeza con los dientes.

Y bueno, lo suyo sería poner un poco de música chill-out de esas. Tú te encargarías de los productos y yo del ambiente. Habría que viajar a Marsella, Londres, Nueva York y traerse lo más nuevo, lo mejor. Luces tenues, colores neutros, paz y Enya con sus yujus y eos-eos y, por qué no, el gaitero loco, los monjes de Silos, las búlgaras de voz nasal.

Tú te moverías como pez en el agua utilizando esos dedos delgadísimos y largos para transmitir las texturas de los productos y sus aplicaciones.

Yo charlaría por los codos. Contrataríamos personal que nos llevase la administración y trabajase por las tardes y los sábados. Tendríamos muuuchas vacaciones.

No estaría mal tampoco tener en la trastienda una pequeña sala donde dar masajes y, ya puestos, servicios de estética.

Claro que lo que también sería buena idea es tener productos de alimentación. Y una estantería con la música de relajación de moda.

Unas clases de yoga ¿por qué no? Danzas orientales, tai-chi.

Eso sí: nada de horóscopos ni homeopatía. Lo dejé bien clarito desde el principio: como buena escéptica, nada de engañabobos.

Y así fuimos montando el negocio, día a día. Hasta que caímos en la cuenta de que para que cupiera todo lo que nos gustaría tendríamos que montarlo en un local del tamaño de un estadio de fútbol.

Ahora sólo faltan dos cosas: que nos toque el euromillón y que el Santiago Bernabeu esté disponible.

Yo no pierdo la esperanza. :-)

2 comentarios:
  • 27/9/08 08:41, Pilix Forever dijo...

    Los sueños caben en cualquier sitio y alimentan el alma que no veas... Y, coño, !son gratis!

    Tengo la firme convicción de que muchos sueños se frustran por cobardía... No sé bien qué decirte porque yo tengo mi sueño pero me falta el valor de intentarlo. Pero tampoco seré yo quien le dijera a alguien que lo tiene: no lo hagas.

    En fin... que me lío, joder.

  • 1/10/08 12:42, terminus dijo...

    Si algún día lo haces, avisa. Sería cliente de los fijos.

    Besoooo

    Edu

Pss pss sgueme
Bereni-C reloaded

Marcas de ganaderos
Free Blogger Templates

BLOGGER