domingo, abril 27, 2008

De un amigo se me ha quedado la frase "triunfando, como los Chichos", que puede aplicarse en distintos casos.

El viernes fue mi primer día en la nueva empresa. Mi madre intenta ayudarme con la niña pero como tengo que explicarle dónde está todo, me retraso. Minibere, colaboradora ella, se caga hasta las cejas. Está descompuesta. Hay caca en el cambiador, el empapador, su pijama, el body, el paquete de toallitas y hasta en la lámpara. Dejo a mi madre con aquello que más que una niña es una croqueta rebozá y salgo que me las pelo.

En el metro debería tardar sólo unos minutos, pero no he tenido en cuenta que de la boca por la que entro hasta el andén hay más o menos unos chorromil kilómetros por las minas de Moria, ni que salgo a tomar por culo también del edificio al que me dirijo. Tacón parriba y tacón pabajo llego al trote cochinero y me retrepo en el mostrador de recepción preguntando entre hipos y ahogos por La Jefa. Bien, viva: llego un cuarto de hora tarde.

Mi jefa tiene buena pinta. No te preocupes, es el primer día, jiji, mujer, no pasa ná. Hala, ven que te presento a los compañeros. Los compañeros resultan ser el ciento y la madre y no voy ni por la mitad cuando ya no recuerdo ni cómo se llama el primero. También voy más o menos por la mitad cuando me doy cuenta de que me están presentando por el nombre oficial y no por el que me conoce todo el mundo. Bien, viva: quedo como una idiota. Pero no passsa nada. Mi jefa se ríe y pone algo de cara rara cuando añade: se llama tal pero ella dice que quiere que la llamen cual (¿dice que quiere que la llamen? coño, me llaman así desde hace mil, ya ni contesto por mi nombre oficial). Weno, en fin.

Nos sentamos, me explica: que mira que esto va así, que mira que te vas a cagar, bonita, que mira que pacá que mira que pallá... oye ¿te apetece un café? Sisisisisiiiii (digo yo, emocionada). ¡Lo siento, ay, lo siento, ay qué torpe, ay ay ay! (digo yo, tras tirarle el café sobre SU MESA y empapar la libreta en la que estoy cogiendo apuntes, el cable de su ratón y no sé qué más).

He estado por levantarme directamente y decirle: hija, un placer, breve pero intenso. Que si eso me voy yendo ¿no?

Pues eso, TRIUNFANDO, COMO LOS CHICHOS.

6 comentarios:
  • 27/4/08 08:35, Pilix Forever dijo...

    Ups... yo solo de pensar que llegabas tarde ya me he puesto toda atacá... Bueno, tranqui... el lunes lo arreglas llegando un cuarto de hora antes (si miniBere te deja, claro).

    :-) Suerte en el nuevo curro!

  • 27/4/08 08:37, Pilix Forever dijo...

    Por cierto, el videoclip más friki que he visto en los últimos tiempos, jajaja

  • 27/4/08 22:14, Guillermo dijo...

    La mejor forma de empezar es que te conozca todo el mundo. Y tiene pinta de que no te van a olvidar.

    Además, le has tirado un café a la jefa, seguro que les caes bien al resto.

  • 10/5/08 12:53, Brie dijo...

    jajajaja!! es verdad, has entrado fuerte, marcando estilo :D ya verás como todo te va genial!!!

  • 11/5/08 13:45, Juan Cosaco dijo...

    Dicen que trae buena suerte el tirarle el café a tus superiores jerárquicos empresariales; y si no, cuando te puteen, siempre podrás recordar ese momento y comentarlo con otros colegas, que morirán de la envidia!
    En el metro de madrid se esconde el Balrog?

    Salud!

  • 11/5/08 22:08, Bereni-C dijo...

    Uy si sólo fuera el Balrog... Por ahora llevo contados dieciséis mil goblins, ciento cincuenta y ocho pares de borricos, un tío wenorro, varias razas diferentes de orcos y un señor bajito con pinta de tímido y de ser de Valladolid.

Pss pss sgueme
Bereni-C reloaded

Marcas de ganaderos
Free Blogger Templates

BLOGGER