lunes, abril 14, 2008

A veces tengo pesadillas horribles. Ho-rri-bles.

Cuando se las he contado a alguna gente (sólo lo he hecho un par de veces) me miran con los ojos boquiabiertos y espantan el miedo moviendo así la cabeza joe-qué-cosas-por-dios.

Y no sé qué es peor: cuando todo parece real y suceden cosas realmente tristes, cuando no pareciéndolo son auténticos guiones de terror o cuando todo parece una película de alta definición y recuerdo con dolorosa claridad cada detalle de cómo me torturan y persiguen sin descanso.

Lo malo de este tipo de sueños es que NO SE ME OLVIDAN ni al día siguiente ni al otro ni al otro... Y hay un par que se repite en momentos de estrés.

Hoy ha sido una de esas noches.

Podría dedicarme a escribir guiones del tipo "El cortador de césped" o "Engendro mecánico". Sólo que de lo que yo huía esta vez era del ser virtual, sin sentimientos e inteligente que quería matarme por haber despedazado a un compañero de trabajo (que había escondido en cajones). Y esto, sin dar detalles. Y con este compañero me llevo de miedo y lo voy a echar de menos un montón. ¿Esta es mi forma de afrontar el estrés de dejar una empresa después de 7 años para hacer algo completamente distinto, con muchísima responsabilidad, grandes cambios en mi vida (me quedo sin coche, tengo otro horario, tengo que abandonar la natación...) y dejando atrás a tanta gente a la que aprecio?

No quiero ni pensar lo que voy a soñar cuando me mude de casa...

Estoy cansada.

1 comentario:
  • 15/4/08 00:19, Zuviëh dijo...

    Ya verás cómo todo sale bien. :D

    (zuvi disimula y se va para otro lado ;P)

Pss pss sgueme
Bereni-C reloaded

Marcas de ganaderos
Free Blogger Templates

BLOGGER