domingo, febrero 20, 2011

 

O estamos todos locos o depende de si, en un momento dado, alguien te ha colgado una etiqueta. O hay tantos grados de locura que quién sabe. Quién sabe dónde está el límite.

Que cada uno tenemos nuestros fantasmas y esas avispas machaconas que nos persiguen y a veces hacen enjambre y nos pueden. Otras, se mata al bicho de un palmetazo y aquí paz y después gloria.

La patada al avispero suele venir de improviso y convertirse en un drama en menos que pica la primera. Te envuelve y ya no deja respirar, ni ver, ni pensar.

Y esta vez ha sido enjambre MUY cabreado.

Que en los zumbidos van repitiendo las frases que hacen eco en la cabeza desde que recuerdo. Las mismas siempre.

Ser consciente de que es una paranoia no hace que, en su fase más aguda, sea capaz de operar sobre ella. Razonar y darme cuenta de que no puede ser, de que es imposible que todo a la vez esté sucediendo, no me exime de sentirlo y vivirlo como tal.

Es complicado. Como algunas relaciones en Facebook.

3 comentarios:
  • 21/2/11 23:08, Gordi dijo...

    Yo el límite de la locura lo tengo bastante claro así, en general: si le gusta Melendi, bebe bitter y se mete las perneras de los pantalones dentro de los calcetines, está loco. O es un perroflautas que va en bici, una de dos. Y loco.

    ¡Visita mi blog!

  • 22/2/11 10:54, Microalgo dijo...

    Chungas, las avispas.

    ¿Conoce Usted a este tipo?

    http://www.goear.com/listen/a1c024d/mis-avispas-joaquin-calderon

  • 27/2/11 21:24, Bereni-C dijo...

    Pues no había oído hablar de él, pero gracias por el enlace :-)

Pss pss sgueme
Bereni-C reloaded

Marcas de ganaderos
Free Blogger Templates

BLOGGER