sábado, octubre 09, 2010

 

Seis meses ha currado Perlita. Demasiados, según TODOS. No sabemos por qué motivo.

Si lo que conté en su momento sonaba sorprendente, no lo ha sido menos su labor en la empresa y sus costumbres. Ha llegado tarde, entre media hora y hora y media, todos y cada uno de los días. Por supuesto, se ha marchado a su hora en punto o antes. Ha escondido trabajo para no hacerlo y, al encontrarlo los compañeros, ha negado tenerlo o saber que era su responsabilidad. Ha dejado de hacer cosas que se le han recordado cada día y, al pedirle explicaciones, ha negado que nadie se lo hubiera dicho. Al pillarla en un renuncio, ha apelado a su jefe (de vacaciones) y ha tenido que salir la jefa jefaza a cantarle las cuarenta por querer marcharse dos horas antes de la hora de salida porque “no sabía” que un viernes de cada mes hay que echarlas para compensar el horario que luego ha tenido en verano (siete meses llevaba en la empresa, ejem). Ha armado tal desbarajuste y ha fastidiado tanto a sus colegas de pool que aquello es un caos de atascos que ni echando horas todos se está consiguiendo despejar después de una semana de su marcha. Y sigue saliendo mierda. Mierda que ya todos sabían y alertaban de que se estaba generando.

Se le han dado toques por activa y por pasiva, se le ha avisado. Se le ha explicado con pelos y señales por qué debía hacer determinadas cosas. Su jefe (UN SANTO) la ha defendido hasta que ha visto derrumbarse al departamento porque “a algunas personas les cuesta más aprender y hay que darle a todos una oportunidad”. Ha recibido más formación que toda la empresa junta.

Y aún viene una amiga suya a pedir explicaciones por el injustificadísimo despido que ha sufrido.

En fin.

4 comentarios:
  • 10/10/10 00:15, ynosek(+)kontarte dijo...

    Que duro...

  • 10/10/10 01:26, Biónica dijo...

    Ayyyy... yo tengo un Perlita de esos en el curro... pero esto va... que tiene una potra que se queda para siempre. Fijo. Un día de estos lo contaría si no fuera porque todavía me cabrea algo.

  • 10/10/10 12:35, La reina de la miel dijo...

    Nos tuvimos una perlita en el trabajo hace un par de años que vivía en un permanente día de la marmota y olvidaba metódicamente los nombres de todos los compañeros a los que tenía que repartir el correo...Movida por la compasión y la mala leche -sí, son compatibles- un día le hice un croquis monísimo en un folio con todas las mesas dibujadas y un nombre en cada una. Para mí fue una buena obra y sin embargo un par de compañeros me tacharon de mala persona, pero ya se sabe que todo es relativo...

  • 13/10/10 10:12, coletas dijo...

    pues yo tengo un ejemplar parecido en masculino y no es sólo que no le echen sino que cobra más que el resto y hace lo que le sale de las gónadas...grrrrr

Pss pss sgueme
Bereni-C reloaded

Marcas de ganaderos
Free Blogger Templates

BLOGGER