domingo, junio 27, 2010

 

Jate qué suerte la mía, que tengo ducha escocesa y señora de la limpieza, todo en uno.

¿Quieres conseguir lo mismo? ¡Pregúntame cómo!

Bueno, no hace falta que nadie pregunte nada, total: lo voy a contar lo mismo.

Es muy fácil. Lo primero que se necesita es una señora que vaya a casa a limpiar una vez por semana. Si la susodicha es de algún país que arrastre las erres y tenga la delicadeza de un tanque en una tienda de vajillas de porcelana, mejor que mejor (hombre, no es imprescindible, pero ayuda).

Lo segundo, que a la hora que vaya a tu casa, estés en la ducha.

Lo tercero, y aquí viene lo fundamental, que lo primerito que haga al llegar sea meterse en la cocina e ir abriendo y cerrando alternativamente el grifo del agua fría y el de la caliente hasta que salgas de la ducha con medio cuerpo escaldado, el otro medio contracturado por el frío y un tic espasmódico en el ojo  del mal rato.

Y ya tienes tu ducha escocesa sin haber ido a un spa ni nada, que dicen que para la circulación es buenisísisisisisisma.

Ea, pa que luego digan que soy negativa y no veo el lado positivo de las cosas.

4 comentarios:
  • 27/6/10 21:38, Gordi dijo...

    Si va a ser una suerte y todo no tener señora de la limpieza.

    ¡Visita mi blog!

  • 27/6/10 23:32, Enebea dijo...

    Yo tengo marido que se afeita mientras me ducho.

    Sirve igual, ¿no?

  • 29/6/10 00:58, Biónica dijo...

    Pues chica, yo me doy las duchas escocesas siempre que voy a duchas extrañas... ya se sabe xD. Que nunca me aclaro, y lo tengo que probar en mis pobres pieles xD

  • 18/7/10 12:50, La gata dijo...

    JO, qué envidia me das... jjajajjajaaj!

Pss pss sgueme
Bereni-C reloaded

Marcas de ganaderos
Free Blogger Templates

BLOGGER