domingo, mayo 22, 2011

 

No el título de la peli, no. Gente “normal”: la gente. Cuando no te sientes parte de ella sino fuera. Que no todo el tiempo, sino para unas cosas sí y para otras no.

Desde la semana pasada y después de 10 meses, me han dado libertad absoluta con respecto a la comida. Hace ya 4 que llegué a mi peso, pero, hasta ahora, seguía unas pautas más o menos flexibles.

¿Y ahora qué? La gran pregunta, esa de la que me hubiera reído no hace ni un año pero que en este momento es tan importante para mí: ¿qué come la gente “normal”? ¿cuánto y cómo?

Con respecto a mi relación con la comida, no pertenezco al grupo de los normales. Y no hablo de anorexia o bulimia, hablo de conexión emocional con la comida, de consuelo, de atracones, de descontrol, de círculo vicioso.

En total ya van 35 kilos. Y digo “ya” porque, en esta nueva relación artificial, creada a base de esfuerzo, no tengo claras las medidas. Así es que pruebo mi recién adquirida consciencia con una hamburguesa y patatas, intentando cambiar el chip y no dejarme llevar por los remordimientos para dejarme la mitad. Después de tantos meses, es difícil asimilar que ya no estoy a dieta. Y ese es mi nuevo reto. Ese, y controlar el peso, porque, en vez de parar, esta semana se me ha ido un kilo más así, sin sentir. Y tengo un límite de peso, tanto por encima como por debajo del indicado.

¿Qué come la gente normal? ¿y cuánto? ¿cuántas galletas es lo “normal”? Yo no lo sé, para mí lo normal era el paquete. Lo otro eran remilgos de gente amargada.

Si me fuerzo a comer lo que ya puedo y antes no debía ¿volveré a sentir el ansia que hace tanto ha dejado de dominarme? ¿Perderé el control?

¿Es difícil de entender lo que digo? No paro de pensar que este tipo de cuestiones me hubieran provocado una risita de desprecio no hace tanto. Pero ahora lo siento así.

Lo que para otros es lo normal, para mí es un gesto aprendido.

Y es difícil cambiar el chip de algo que era parte de tu persona, por mucho que fuese algo destructivo física y mentalmente.

8 comentarios:
  • 22/5/11 23:27, La reina de la miel dijo...

    ¿Has leído "Adictas a la perfección", de Marion Woodman?
    Tus últimas tres líneas me han removido.

  • 22/5/11 23:47, Gordi dijo...

    Es difícil saber qué es lo normal. Suerte en tu búsqueda. Un beso.

  • 23/5/11 00:24, Guillermo dijo...

    No sé si cuento como persona normal. Para empezar en general, y en lo particular de la comida no meriendo, hace años que no lo hago, rara vez, manías que tiene uno. Ni me gusta el café ni el vino. Normal no hay nadie, y todos se dan un atracón alguna que otra vez.

    Cambiar los hábitos de la comida siempre es difícil, sobre todo si se pretende hacer rápido. Solo los cambios graduales funcionan de verdad y no duele llevarlos a cambio.

    Respecto al desayuno (ya que preguntas por galletas y tal) yo tomo una taza de leche:
    - y cereales (suelo tener 3 tipos distintos y mezclarlos todos)
    - o dos tostadas (mantequilla con mermelada, y Philadelphia)
    - o galletas (4 ó 6, algunas con un poco de membrillo) y una magadalena o cualquier bollo pequeño que haya.

    Pero bueno el desayuno siempre tiene que ir en consonancia con el resto de las comidas, sobre todo con la de mediodía.

    Ala, eso por preguntar :-P

  • 23/5/11 10:36, Bruja Naranja dijo...

    Los que hemos dejado de fumar (sé que tú lo hiciste) sabemos que no podemos fumarnos ninguno más, nunca, porque volveríamos a empezar. Con el alcohol y otras drogas pasa lo mismo. Es más fácil dejar los "vicios" del todo que a medias.
    Yo siempre estoy cambiando de peso, antes eran 2-3 kilos arriba y abajo, una o dos veces al año. No me preocupaba ni un poquito. Ahora son 5-6 y ya me parece que debería controlarlo. Pero (por lo que veo a mi alrededor) la mayoría de la gente alterna entre 0 galletas y el paquete entero, dependiendo del día. Lo "normal" es que la gente no controle lo que coma. Conozco muy pocas personas que mantienen su peso... y todas me parecen excesivamente delgadas.
    Mucha suerte, Bere!

  • 23/5/11 12:26, Fle dijo...

    Que digo yo que lo normal es lo que te apetezca comer sin agobiarte, no?
    Lo normal es no zamparte un paquete entero de galletas no por lo que engorde, más bien por tu bendito colesterol.
    Y digo yo que si tienes dudas respecto a qué comer y cuánto, tu médico será el que mejor sepa indicarte.
    En la equidad está la virtud, bonita.

    Si has podido desprenderte de 35 kilos, serás capaz de aprender también a ingerir.
    Comer es un placer, no tiene por qué ser algo negativo. En ningún sentido.

    Besicos, guapa!

  • 23/5/11 12:37, Zuviëh dijo...

    Ánimo y uqe no te pueda! Tú ves aumentando progresivamente, y si pierdes unos quilos de más por el camino no te preocupes, ya te estabilizarás. :)

  • 23/5/11 13:23, Ouhhyeah dijo...

    Ánimo!! Como te dicen por ahí, is has podido con 35 kg, vas a poder con esto. Pasito a pasito, como los niños, ya verás que bien se te da.

  • 23/5/11 20:48, Eva dijo...

    Para mi lo normal es 5 galletas con el desayuno (de las maría o así) y alguna más especial (con chocolate por ejemplo), pero de estas sólo 1 ó 2.

    Ojo, con el desayuno! Entre horas y sobre todo antes de ir a dormir no! Y comerse todo el paquete NO es normal, ni a una hora ni a otra.

    Ahora, yo desayuno eso más: tazon de leche con nesquick y cereales, taza de café, dos cucharaditas de miel y frutos secos (en pequeña cantidad, por ejemplo 4-5 nueces 10-12 avellanas).

    Ánimo de todas formas, lo difícil ya lo has hecho y seguro que tu endocrino-dietista-quienteseaquehayallevadoelproceso puede ponerte unas pautas tipo dieta de mantenimiento para que te sea más fácil al principio. Y de ahí a reaprender a disfrutar del placer de comer hay sólo un paso!

    (no comento jamás pero hoy me ha dado por ahí)

Pss pss sgueme
Bereni-C reloaded

Marcas de ganaderos
Free Blogger Templates

BLOGGER